Album: The Beach Boys – Pet Sounds (1966)

El disco que lo cambió todo. No puedo decir nada más.

No podemos hablar de la música popular a partir de la segunda mitad de la década de los 60’s, sin hacer referencia a este álbum e incluirlo como uno de los más grandes tesoros musicales grabados. Su impacto ha hecho que cientos de músicos y productores alrededor del mundo hayan sido influenciados por el trabajo de Brian Wilson. Inclusive, músicos de la talla de Paul McCartney o Eric Clapton aseguran que es uno de sus discos favoritos. Citando al primero: “Le he comprado a cada uno de mis hijos una copia de este disco. Creo que nadie puede tener una educación musical si no ha escuchado este álbum. Tal vez seré exagerado si digo que este disco es uno de los más importantes del siglo, pero para mí es sin duda un disco que es inmejorable en muchos sentidos. Creo que fue la gran influencia que me hizo grabar Sgt. Pepper’s.”

La historia de la creación de esta maravilla comenzó en 1964 cuando Brian Wilson decide dejar de lado las giras con los Beach Boys, luego de haber sufrido de varios ataques nerviosos en medio de su gira norteamericana de invierno. Con esto, Bruce Johnston llegó al grupo para poder cubrir la falta de Brian en la alineación de las giras, teniendo que aprender a tocar las 18 canciones en bajo y trabajar en su parte de armonías, con la intención de dejar a Brian descansar mientras el grupo seguía realizando giras.

La creatividad del grupo estaba comenzando a estancarse, y los duros esfuerzos de Brian parecían en vano, sobre todo, por la necesidad de publicar temas de forma frecuente. Cuando “Rubber Soul” de Los Beatles fue publicado en 1965, la obra de Wilson empezó a crearse en su cabeza. Se sabe que la primer vez que escuchó el disco, había consumido LSD, y al día siguiente al despertar, comentó que había “visto a Dios” al escuchar el trabajo de los ingleses. Desde este día, Brian se trazó un propósito definido: crear un álbum mejor que Rubber Soul.

La creatividad puesta en este álbum fue inconmensurable, algo inusual para los trabajos que se realizaban en la época, debido a las armonías vocales, la cantidad de instrumentos y de efectos de sonido utilizados, haciendo que los miembros del grupo se mostraran escépticos con el rumbo del álbum, sobre todo por que era algo completamente distinto a lo que era el grupo, así como del hecho de que para poder recrear los sonidos del álbum (labor prácticamente imposible), se necesitaría una de orquesta… no de cinco personas, y mucho menos sin la tecnología de 20 años después que hizo posible que 3 personas se escuchen como 20… ¿verdad Rush?.

Al final, los miembros decidieron ceder, sobre todo debido al entusiasmo de Brian Wilson de expresar sus ideas en una forma novedosa. Para poder crear las letras, Brian invitó a Tony Asher, un publicista conocido en el medio por sus jingles, y con quien, lograron armar un álbum sin los elementos que eran esenciales para el grupo: la playa, el sol y las chicas en bikini.

El proceso de grabación estuvo cargado de psicodelia, de LSD y se hicieron cientos de tomas distintas de cada una de las canciones del grupo. Para Brian, todo debía ser perfecto: las armonías, las figuras y los sonidos, que se vuelven parte imprescindible de esta creación, y que usando un “muro de sonido”, se logró la unión exacta de todos y cada uno de los sonidos creados en la mente de Brian, los cuales fueron ejecutados magistralmente por los músicos de estudio que trabajaron por meses en cuatro estudios de grabación distintos.

Cuando el disco estuvo listo, Bruce Johnston viajó a Londres y con una copia del disco, que reprodujo a Keith Moon, John Lennon y a Paul McCartney, quienes quedaron impresionados con el trabajo. Paul admitió después su influencia para crear Revolver y Sgt. Peppers Lonely Hearts Club Band, incluso se menciona que ‘Here, There and Everywhere.’ es inspirada en ‘Wouldn’t It Be Nice”.

Cabe destacar que el disco original fue producido y creado en monoaural, no debido a limitaciones técnicas, sino al miedo de Wilson de ver perdido mucho de su sonido en una mezcla estéreo que por error omitiera algo, esto por que Wilson tenía una sordera parcial del lado derecho causada por un golpe en la cabeza en su niñez. Así mismo, a pesar que “Good Vibrations”, una de las canciones más emblemáticas e influyentes de los Beach Boys fue creada en este periodo de tiempo, no está incluida en el disco, debido a que, a ojos de Brian, no encajaba en el concepto.

Los intentos de Brian para superar Pet Sounds y la contraparte de The Beatles (Sgt. Peppers), lo llevaron a un círculo vicioso, cayendo en una espiral descendente que lo obligó a gastar cantidades inusuales de dinero en la grabación de su siguiente gran proyecto: “SMiLE”, el cual quedó cancelado y que es considerado la mayor obra inconclusa en la historia del rock. En 2004, Wilson logró hacer una versión de SMiLE, con la que salió de gira y en 2011, logró publicar SMiLE Sessions, que contiene material usado en esas grabaciones, así como la maqueta más cercana al álbum terminado, usando su versión de 2004 como referencia.

Para los 50 años del lanzamiento de Pet Sounds, se lanzó tanto la versión en Mono como en Stereo en LP, así como el CD con ambas versiones y un boxset con sesiones que puede llegar a complacerte si eres fanático de la producción y te gustaría aprender un poco de cómo se logró esta maravilla. La remasterización del disco es muy buena. El LP es cortado de una fuente digital pero de alta resolución, así que mantiene el sonido intacto, el empaque es una réplica exacta del original, incluyendo la publicidad de Capitol para los lanzamientos de la época.

Puede no tener el sonido “cálido” y “completo” de la edición original, pero es una excelente versión por su precio, sobre todo, por que es imposible hallar el pressing original en excelentes condiciones. La mejor versión de Pet Sounds que puedas obtener, en mi caso, todas las versiones y sin duda la calidad de sonido, en especial de la versión de Capitol anterior a la de 50 años es mucho mejor que la versión en CD. Si puedes encontrarla en tienda, no dudes en llevarla a casa. A menos que consigas una versión de Reprise de inicios de los 70’s o una Capitol de inicio de los 80’s.

Uno de los mejores discos de la historia, que tiene una característica más importante que no mencioné en mi texto: Este disco te alegra la existencia y te cambia la vida después de escucharlo por primera vez.

Así de simple.

 

Lerxst

Photo Credits: Dave Jampel/Beach Boys/Capitol Records

Album: The Beach Boys - Pet Sounds

10

Canciones

10.0/10

Interpretación

10.0/10

Instrumentación

10.0/10

Producción

10.0/10

Empaque

10.0/10

Pros

  • Uno de los tres mejores álbumes de la historia popular del Siglo XX y del Rock/Pop en general.
  • Una producción inmaculada. Arreglos fuera de este mundo y una pléyade de talento por parte de cada uno de los músicos.
  • El pressing de Capitol es muy bueno, incluso posee el arte original del disco.

Cons

  • Ninguno.

Lerxst

Lersxt nace hace muchos años en una tierra lejana. Actualmente busca la cura para el COVID-19 autotosiéndose. Se dice que disfruta de todo tipo de música, especializándose en cosas raras, viejas y poco comunes. En sus ratos libres hace cosas como la NaTA.

error: Copyright © 2008-2020 NaTA. Todos los derechos reservados.