Album: John Coltrane – A Love Supreme (1965)

A Love Supreme, es sin dudarlo y con los ojos cerrados, uno de los mejores discos de jazz de la historia, par a par y mano a mano con su medio hermano, el Kind of Blue de Miles Davis.

Es un retrato en cuatro partes de lo que Coltrane interpreta como un viaje espiritual. Dicho “viaje espiritual”, es en parte dado al hecho de que Coltrane inicia su desintoxicación de las drogas, por ahí de 1957.

El disco tiene mucho que ver con el Kind of Blue, debido a que Coltrane era parte del grupo que creó ese inmenso disco de Davis, el primer disco exitosamente desarrollado a base de Jazz Modal, así que entonces como un efecto dominó, a Coltrane le nace la curiosidad de plasmar ese nuevo, fresco, atrevido y poderoso sonido en una grabación.

A Love Supreme es el perfecto sucesor de Kind of Blue, ya que tiene una unión inmejorable de temática y feeling especial, de música llena de pasión y de ejecutada sin errores, sin detalle alguno que lo demerite o le dé atenuación a su intensidad. Al contrario, parece que aumenta su poder y su maestría, haciendo que el Lado B (Pursuance/Psalm) sea increíblemente superior al lado A (Acknowledgement/Resolution) en su valentía musical.

Coltrane siempre ejecutó su música de forma poderosa e inclusive era violento, agresivo y hasta amenazante. Pero en A Love Supreme no hallamos eso, sino un equilibrio que hace que el disco sea disfrutable hasta para quienes no adoran al Jazz. McCoy Tyner (piano) y Jimmy Garrison (bajo) hacen solos impresionantes, que hacen que la música sea diversa, y no se mande todo el reflector hacia Coltrane y su saxofón, así mismo, el maestro Elvin Jones simplemente complementa y da una atmósfera fuera de este mundo a la música. En especial, el ambiente que produce en Psalm es mágico y extraordinario.

El trabajo más importante de Coltrane ha sido universalmente celebrado, fue un disco comercialmente exitoso y en la boca de todos, desde gente que no lo había escuchado hasta quien es experto o apasionado, es una maravilla. A Love Supreme no es sólo el título, sino un punto de inflexión.

Así que el 9 de diciembre de 1964 a las 7 de la noche llegó el momento de que el Cuarteto de John Coltrane se reuniera en el estudio de Rudy Van Gelder en Nueva Jersey. No había partituras. Sólo las estructuras que Trane quería que siguieran. Nada fue hablado, nada fue ensayado, sólo fue una sesión de improvisación que terminó a media noche. La música se compuso mientras se grabó. La misma fórmula de Jazz Modal que Trane siguió cuando grabó Kind of Blue como parte del quinteto de Miles Davis. Y vaya que sabía lo que estaba haciendo.

El amor no es sólo un sentimiento, sino una forma de salvación. El éxtasis, la gloria, la paz o la redención de uno mismo. Una suite de 4 movimientos que tienen una intensidad que te exprimen el corazón y el alma, de la mano del saxofón de Coltrane. Los demás miembros saben tomar su lugar y tienen un mérito importantísimo en construir un sonido amplio, mucho de lo cual es culpa de McCoy Tyner.

Trane tiene fraseos impresionantemente bien hechos, elevando las partículas de sonido y convirtiéndolas en luz, se desborda, se vuelve místico, no conoce frenos ni inhibiciones para darnos esa gracia y equilibrio en cada una de las cuatro partes del álbum, dejando a esa bestia agresiva que era para convertirse en un ser sublime.

“Acknowledgement” es basado en la repetición del mantra A Love Supreme, y se nota un constante jugueteo entre todos los tonos posibles y los silencios. Se crea un sonido lleno de cuerpo, que es enfático y solemne y en ocasiones lo ves hilarse con tanta gracia, como se hilan las células para crear vida.

El álbum aunque es de jazz modal, hace un coqueteo con el jazz libre, así como la música occidental hace un coqueteo con la oriental, haciendo que se termine coloreando un universo infinitamente grande. Elvin Jones deja el alma y pareciera que pudiéramos transportarlo a cualquier otro estilo de música, tan pesada como quieras y dejaría boquiabierto hasta al metalero más intransigente e inflexible.

“Resolution” es el ejemplo claro de esto, se puede notar que cada miembro posee la absoluta libertad de hacer con su música lo que le de su desgraciada gana, y sin embargo en lo que pareciera ser caos, se encuentra el orden y la armonía y cada uno de los miembros del cuarteto obliga al resto a darlo todo, como si fuera su vida la que dependiera de ello, creando una energía imposible de describir. Imposible…

“Pursuance” es un tema donde el cerebro te explota. El trasfondo moral que sientes, la satisfacción y la percepción de la grandeza, la existencia de un ser supremo, de un amor supremo son difíciles de describir en palabras. Elvin Jones suena como John Bonham, o John Bonham suena como Elvin Jones. Entendemos por qué un álbum puede ser tan influyente en el futuro. Y entra Trane a darnos esa seguridad de que todo está bien al terminar el primer round. Cuando te das cuenta, suena la campana y estás con McCoy Tyner siendo sometido a una serie de golpes de mano derecha perfectamente conectados y de jabs con izquierda marcando el ritmo frenético al cual te mueves. Termina el segundo round y Trane te pone la toalla húmeda, te da unas cachetadas en el rostro y te anima a seguir. Escupes en el bote un poco de sangre, te pones el protector bucal y te pones de pie. Suena la campana, ya es el Round 12. Tu no sabes cuándo perdiste la noción del tiempo ni de la realidad. Jimmy Garrison es la bestia que te recibe con un solo de contrabajo y te hace sentir la insignificancia que siente una hormiga al ver a un elefante. Sabes que ya no estás en la Tierra.

“Psalm” es una invocación al Supremo, un agradecimiento por la paz y por todo lo recibido. Es una solemne y extremadamente dulce oda a la paz, a la conciencia, a la energía. Se siente un misticismo y una paz acompañados por un ritmo africano y un guiño a lo oriental con unos platillos inmaculados. Se siente el cambio que llegaría. Se siente la revolución sexual, cultural, social y de derechos que llegaría. Se ve el futuro: el hard rock, el heavy metal, el movimiento hippie, el reggae, el pop, se ve hasta el día del juicio. Y le damos gracias al Creador, no importando cómo le quieras llamar.

De repente termina todo. El stylus se levanta de la superficie del disco y vuelves de tu viaje por el tiempo y el espacio sin haber movido un dedo.

 

Lerxst

Album: John Coltrane - A Love Supreme

9.7

Tracks

9.5/10

Influencia

9.5/10

Instrumentación

10.0/10

Producción

10.0/10

Calidad de Sonido

9.5/10

Pros

  • Uno de los mejores álbumes de jazz modal de la historia. Una influencia y una mirada al futuro. Una obra maestra.

Cons

  • Ninguno.

Lerxst

Lersxt nace hace muchos años en una tierra lejana. Actualmente busca la cura para el COVID-19 autotosiéndose. Se dice que disfruta de todo tipo de música, especializándose en cosas raras, viejas y poco comunes. En sus ratos libres hace cosas como la NaTA.

error: Copyright © 2008-2020 NaTA. Todos los derechos reservados.