Rola del Día: Bee Gees – You Win Again (1987)

Aunque no crean, los Bee Gees no son sólo música disco. De hecho, de sus 22 álbumes de estudio, la cantidad de canciones “disco” no llegan ni a la vigésima parte de su música grabada.

La cantidad de etiquetas y adversiones que sufrieron los hermanos Gibb fue inconmensurable, a pesar de tener una cantidad increíble de éxitos entre 1967-1972 y un espectacular regreso en 1975 con Main Course, todos anteriores al superestrellato que les dió el Soundtrack de Saturday Night Fever y la “malaria” que los hizo parias, odiados por los puristas de tres acordes, los DJ’s acomplejados (el imbécil de Steve Dahl, principalmente) y los hombres de 18-35 años con sensibilidad cristalina, homofobia abundante y masculinidad frágil, que se vieron amenazados y excluidos ¿les suena conocido?, les pusieron una etiqueta que les costó mucho quitarse de encima: “Disco sucks”.

La radio en Estados Unidos les puso una censura y cientos de cómicos se burlaban del falsetto de Barry y de la ropa que ellos usaban en aquellos tiempos. Simplemente ocurrió algo que nunca se había visto ni se volverá a ver en el mundo de la música: pasar del éxito total al infierno (por causas que no tengan que ver con alguna pasadez de lanza del artista, en cuyo caso no sucedió).

Discos como Living Eyes trataron de volver al grupo a sus raíces, pero fue un desastre, tanto en su grabación como en su volumen de ventas y entonces, para el grupo de hermanos formado en 1958 y que venían teniendo éxitos desde 1967, era momento de tomar un descanso en 1981. Como dato curioso, en el tiempo del “disco” sólo sacaron 2 álbumes: Children of the World (1976) y Spirits Having Flown (1979). Y de esos, ni siquiera podemos decir que son álbumes dedicados al disco, aunque si produjeron el álbum de SNF y de Staying Alive, que eran 100% disco.

El descanso era hacia afuera del mundo, no grabar nada como “Bee Gees”, pero los hermanos Gibb produjeron 12 álbumes en los 80s hasta llegar a E.S.P., grabado y lanzado en 1987, cuando ya las cosas se habían enfriado y el nombre Bee Gees se sentía que podía surgir a la superficie de nuevo. Entonces, colaboraron con Arif Mardin, a quien no tenían en el equipo desde Main Course (1975), y el resultado es un álbum increíble. Y en Europa fue bien recibido, de hecho en Inglaterra llegó a #5, en Noruega y Austria llegó al #2 y en Alemania y Suiza logró llegar al #1 de las listas. Pero el público en Estados Unidos seguía necio, rencoroso y cerrado para recibir cualquier cosa que tuviera Bee Gees en el título, así que no logró despegar. Ya hablaremos de E.S.P. cuando sea tiempo, por que hoy me voy a dedicar a hablar de You Win Again.

El tema es una lección de cómo estructurar una canción pop. Tenemos versos truncados, ad-libs, cambios de tono, codas, un intro inconfundible y un ritmo adecuado a su tiempo, las armonías características y un carácter ochentero con sintetizadores que no le pide nada a nadie. Barry Gibb dice que soñó esta canción y la empezó a grabar en su grabadora portátil antes que la olvidara.

El video del track está bastante cool. Los looks de los Gibb son completamente alejados de lo que era su imagen de los reyes del disco, y visualmente está muy atractivo. Muy ochentero. Se disfruta mucho viéndolo desde la distancia, para ser sinceros.

Es una locura pensar que una canción tan bien hecha, tan llena de matices y tan original sólo llegara al #75 en Estados Unidos. De hecho, es una de las decepciones más grandes que Barry ha sufrido en su carrera, ya que realmente trabajaron muy duro en lograr un producto de calidad, para ver que fuera rechazado por la radio (otra vez). Afortunadamente en Europa, la historia fue diferente: desbancaron a Faith de George Michael del lugar más alto de los charts. En aquél momento, se volvieron el único grupo en la historia en tener #1 en 3 décadas diferentes en el Reino Unido (60s, 70s y 80s). Todo el mundo se volvió loco con You Win Again, tanto así que el álbum terminó vendiendo más de 3 millones de copias globalmente. Excepto en Estados Unidos.

Pero una década después, Still Waters les daría la revancha en la escena global. Pero esa es harina de otro costal. Para cerrar, aqui te dejo a The Bee Gees tocando You Win Again con Phil Collins en la batería, seguro también lo conoces.

 

 

Lerxst

Lerxst

Lersxt nace hace muchos años en una tierra lejana. Actualmente busca la cura para el COVID-19 autotosiéndose. Se dice que disfruta de todo tipo de música, especializándose en cosas raras, viejas y poco comunes. En sus ratos libres hace cosas como la NaTA.

error: Copyright © 2008-2020 NaTA. Todos los derechos reservados.