Pop Quiz: The Concert For New York City (2001)

En 2011, se realizaban los cuatro ataques terroristas coordinados hacia varios objetivos de Estados Unidos, en los cuales 19 terroristas de la organización Al-Qaeda, terminaron con la vida de 2,977 personas y lastimando a más de 25,000 personas, convirtiéndose en el ataque terrorista más brutal en la historia y el incidente que más vidas de bomberos y fuerzas del orden tomó en la historia de Estados Unidos (343 y 72 fallecidos, respectivamente). Este evento sería además desastroso para el ambiente, la economía y la salud de miles de personas.

La ciudad de Nueva York sufrió mucho, tanto económicamente, como en la moral de sus habitantes, quienes no podían terminar de buscar respuestas y vivían un duelo sin final, entre los escombros, los cadáveres, el material tóxico que se esparció por kilómetros a la redonda de las Torres Gemelas y el shock que representó todo ese suceso desgarrador, pero poco a poco tenían que ponerse de pie y empezar a celebrar la vida.

El primer evento que se generó para poder recaudar fondos, se llamó America: A Tribute To Heroes, el cual fue un teletón que logró recaudar cerca de 200 millones de dólares para fondos de ayuda, rescate y asistencia, en este evento se unieron casi todas las televisoras para transmitirlo, y músicos como Bruce Springsteen, Stevie Wonder, Dave Matthews, Paul Simon, Willie Nelson, entre otras grandes estrellas, pusieron su talento para honrar a los héroes y a los caídos.

Mas sin embargo, la tristeza todavía se respiraba, el dolor no parecía cesar y a pesar de todo, se sintió como un tributo fúnebre más que una celebración. Y entonces con el 20 de rocktubre, llegó el primer evento en el que la Ciudad de Nueva York empezó a recobrar la sonrisa. The Concert for New York City fue una noche de júbilo y de celebración, en especial para el New York City Fire Department y el New York City Police Department, sus familias y la gente que necesitaba algo así en NYC.

¿Y dónde más podía haberse llevado a cabo? Claro, en la catedral del entretenimiento en Estados Unidos: el Madison Square Garden. El show fue organizado por Paul McCartney, y decidió traer consigo a sus amigos del otro lado del mundo para poder, junto con artistas locales y cineastas oriundos de la ciudad, devolver la alegría y dar un espíritu de unión.

El lineup incluyó a Mick Jagger y Keith Richards, The Who, Elton John, Eric Clapton, David Bowie, Billy Joel, Kid Rock, James Taylor, Jay-Z, Destiny’s Child, Melissa Etheridge, Goo Goo Dolls, Bon Jovi, Janet Jackson, Five for Fighting, Backstreet Boys, así como a Mark Wahlberg, Billy Crystal, Howard Stern, Susan Sarandon, Will Ferrell, Adam Sandler, Meg Ryan, Jim Carrey y muchísimas estrellas más, que presentaron rutinas cómicas, discursos, música y ocho cortometrajes realizados por Woody Allen, Edward Burns, Ric Burns, Christian Charles, Spike Lee, Martin Scorsese, Jerry Seinfeld y Kevin Smith en un evento que duró casi 5 horas en su totalidad.

El encargado de tener la dificilísima tarea de abrir el evento fue alguien que inmediatamente abrió los corazones y conectó a toda la audiencia: David Bowie. Iniciando con una versión emotiva de “America” de Simon y Garfunkel, Bowie se encargó de dominar a todos y calmar las fieras internas de todos: “Hola, amigos. Hola vecinos neoyorquinos, particularmente quiero saludar a mi gente, saben dónde están. Debo decir que es un privilegio absoluto tocar para ustedes esta noche”. Y empieza a sonar “Heroes”. La toma de la televisión muestra a la audiencia: oficiales de policía, bomberos, médicos de emergencia, rescatistas y las familias de quienes fallecieron en el cumplimiento de su deber. Y entonces los héroes dejaron de llorar. Y las sonrisas surgieron. Y la canción tomó un significado diferente para todos.

Las presentaciones de Adam Sandler, Billy Joel, Bon Jovi y Elton John se ganaron la audiencia, pero el momento de conexión más fuerte se dió con The Who. La banda logró hacer reír, llorar y hacer que Won’t Get Fooled Again fuera el himno de esta restauración y del orgullo de la ciudad que menos que nunca iba a dormir.

Para cerrar la velada, Paul McCartney y su recién formada banda (que todavía continúa con él haciendo giras) se aventaron un set especial para todos los presentes, incluyendo un tema que escribió especialmente para el evento y que menciona tomó la inspiración para hacerlo al día siguiente del ataque terrorista del 9/11. Aquí podemos ver parte de su set en el cual interpreta dicha canción llamada “Freedom” y “Let It Be”.

El evento fue transmitido por VH1 y recaudó cerca de $35 millones, hubo una retransmisión en CBS que duró una hora y un lanzamiento en DVD doble, que dura en total 245 minutos, así como una retransmisión total del evento en 2011 para conmemorar el décimo aniversario del ataque terrorista.

Afortunadamente, AppleTV ha lanzado el video para renta y compra, el cual contiene las casi 5 horas del evento. Es una ocasión especial para recordar un concierto maravilloso que tuvo una pléyade de estrellas que será irrepetible, tanta fue su importancia, que se considera uno de los 40 eventos que cambió la historia del rock y uno de los 5 eventos más importantes en la historia del Madison Square Garden.

 

Lerxst

 

 

 

Lerxst

Lersxt nace hace muchos años en una tierra lejana. Actualmente busca la cura para el COVID-19 autotosiéndose. Se dice que disfruta de todo tipo de música, especializándose en cosas raras, viejas y poco comunes. En sus ratos libres hace cosas como la NaTA.

Deja un comentario

error: Copyright © 2008-2020 NaTA. Todos los derechos reservados.