Retro Grada: Los Simpsons y la música de nuestras vidas.

Diciembre de 1989 marca el inicio de una era en la televisión y la música, la cual parece poco a poco acercarse a su fin, pero que todos nosotros en el corazón no quisiéramos que sucediera nunca.

Honestamente, al día de hoy, Los Simpsons han sido estudiados y analizados por miles de personas alrededor del mundo, incluso han inspirado artículos de filosofía, religión, sociología, relaciones humanas, cultura y música. Y es en este último apartado donde sin quererlo, han hecho una verdadera revolución, ya que, a lo largo de sus 32 temporadas (y contando) se han hecho más de mil referencias musicales, ya sea implícitamente, explícitamente, como oraciones o como cameos o parodias, se han creado más de 200 temas originales, incontables variaciones de su tema principal, más de 5000 piezas de música incidental para el programa y más de 100 invitados del ámbito musical han engalanado sus episodios.

Los Simpsons han ayudado a que la música popular se haya dado a conocer para las generaciones que vimos TV en los 1990’s y los 2000’s, cuando fue su periodo de mayor popularidad. En este periodo, anterior a los memes, a YouTube y a Spotify, nos volvíamos locos cuando gente como Aerosmith, Peter Frampton, los Smashing Pumpkins, o Paul McCartney aparecían en los episodios, y llegamos a conocer canciones de música popular que de otro modo no se nos hubieran presentado en esos días (I wish I was an Oscar Mayer wiener!).

La música forma un papel tan importante en las historias, que no podríamos pensar en el episodio del monorriel sin pensar en su número musical (a la grande le puse Cuca), pero ¿recuerdas el guiño en forma de parodia a la música de los Picapiedra?. Exacto.

Los Simpsons terminaron haciendo lo que debían hacer: lanzar un álbum de música original en 1990, llamado The Simpsons Sing the Blues, el cual contiene el hit “Do the Bartman”, la cual sabemos que fue compuesta por un personaje fan de la serie de quien Bart es a su vez, un fan: Michael Jackson, quien además dio la voz en secreto a un personaje que creía ser Michael Jackson. Aunque, curiosamente, en la canción “Lisa is your Birthday”, compuesta exprofesa para el episodio por MJ, tuvo que cantarla un imitador (elegido por Jackson), ya que por contrato, aunque quisiera dar su voz para cantar, no era dueño de ella y se metería en problemas legales con Epic, su disquera.

Increíblemente los rangos de música usados durante el show no tienen fin, y se ha usado desde música con orquesta, rap, hip hop, blues, jazz, bossa nova, música reggae, rock psicodélico, progresivo, pop, metal y hasta música de barbershop en un atemporal tributo a Los Beatles, donde aparece George Harrison, quien es convertido en un meme en las generaciones actuales, tomando un par de partes de ese episodio (“Que agradable sujeto” y “Eso ya se ha visto”, como referencias).

Pero la cosa no termina ahí, la calidad de las referencias no son sólo en participaciones o en parodias de canciones, ni tampoco en la música original. Muchas de las líneas del show se extraen de letras de canciones conocidas, otras referencias son visuales, como negocios llamados con nombres de canciones o música con la que interactúan los personajes (In A Gadda Da Vida, de Iron Butterfly en la iglesia, el uso de Spanish Flea, de Herp Albert en múltiples ocasiones, como cuando Homero está en su auto mientras un caos ocurre al interior de un concierto de Spinal Tap, o Frankenstein de Edgar Winter mientras Homero se acerca a ver el interior de una camioneta con sus luces estroboscópicas, son algunas de mis favoritas) o parodias como el “Number 8, burp… number 8, burp”, haciendo referencia a “Revolution 9” de John Lennon que terminó metiendo al White Album.

A partir de ahora y a lo largo de las siguientes entregas, nos daremos a la tarea de seleccionar las canciones originales más icónicas del show, ya que si nos pusiéramos a analizar todos los covers y cameos no terminaríamos nunca, pero sobre todo, por que la música original de Los Simpsons ya forma parte del soundtrack de nuestras vidas, así que sin más por agregar, comencemos nuestro viaje por la música original de nuestra serie animada más querida.

Somos El Brío de Springfield: Quizás la mejor canción original que se ha hecho en la historia del show, forma parte del episodio de la casa de burlesque, que nos dió momentos icónicos como el abuelo entrando y saliendo de la casa cuando ve a Bart en la entrada. O el número de comedia final de Marge con Trini, su marioneta. Pero lo que más trasciende, es la fantástica canción que al inicio no fue traducida en México, pero gracias al éxito de la misma, en un especial ya fue doblada al español, aunque no le llegó a los talones a la versión original. “The extra arms in Vishnu”.

Baby On Board: El tributo a Los Beatles es maravilloso, la canción original escrita por Homero y que les llevó a ganar un Grammy por “Mejor soul, palabra hablada o cuarteto vocal” en 1986, tiene un aire clásico y un encanto que la hizo romper la barrera del tiempo. Las referencias hacia los Beatles y su rooftop concert son incontables, pero ver a George Harrison diciendo “Eso ya se ha hecho”, es la cereza del pastel.

Sending Our Love Down The Well: Espectacular forma de recordar a los que cantaron “Cielito Lindo” o “Imagine” en luego de como 4 días en cuarentena por COVID a más de 6 meses de esos ridículos eventos. En este caso, tenemos a la crema y nata de Springfield cantando para juntar fondos para poder salvar a Timmy O’ Toole, quien estaba atrapado en un pozo. Sólo que sabemos que no existe. Así que tener a Sting liderando esta pléyade de estrellas, no sirvió de mucho en este guiño a We Are The World.

Can I Borrow A Feeling?: Kirk Van Houten llegó al punto más bajo cuando terminó su relación con Luann, luego de una pelea que nos dejó para la posteridad la representación gráfica de la dignidad. Y el intento de salvar su relación, llega al querer interpretar el tema que había grabado como demo, una canción patética y deprimente a propósito, que refleja perfectamente el espíritu de Kirk. Una joya de la televisión.

Flaming Moe’s: Esta maravillosa canción, claramente parodiando el tema principal de Cheers, otra de las más icónicas series de la televisión, con un estilo completamente melancólico (a comparación de Where Everybody Knows Your Name, de Gary Portnoy) y una animación que encaja perfectamente con el tema, nos recuerda los buenos momentos que vivíamos. Éramos felices, pero no lo sabíamos.

Para nuestra próxima entrega, tendremos algunos otros temas que rescataremos de lo profundo de tu cabeza y te harán recordar buenos momentos, tal y como ha sucedido con esta pequeña selección de temas.

Ojalá hayas disfrutado esta primer parte del viaje. Nos vemos en la próxima.

Oh, mil gracias a Mely por sugerirnos este tema. Esperemos haber dado el ancho.

 

Lerxst

Lerxst

Lersxt nace hace muchos años en una tierra lejana. Actualmente busca la cura para el COVID-19 autotosiéndose. Se dice que disfruta de todo tipo de música, especializándose en cosas raras, viejas y poco comunes. En sus ratos libres hace cosas como la NaTA.

error: Copyright © 2008-2020 NaTA. Todos los derechos reservados.