Album: Don McLean – American Pie (1971)

Don McLean pudo haber sido un músico olvidado en la historia. Afortunadamente una serie de eventos desafortunados le dieron la oportunidad de lanzar un álbum inmaculado. Un día como hoy salió American Pie y el mundo no ha sido el mismo desde ese día.

La fortuna de McLean inicia como esas historias de película triste en las que todo sale mal. Su primer álbum llamado Tapestry fue rechazada por casi un centenar de disqueras hasta que Mediarts decidió darle la oportunidad. ¿Habías escuchado de Mediarts? Exacto… Y desafortunadamente para Mediarts, el éxito nunca llegó para que la disquera pudiera sobrevivir, así que su catálogo y sus artistas fueron absorbidos por United Artists.

Y entonces la desgracia se volvió la oportunidad para Don McLean, quien tuvo que jugársela con todas las fichas que podía poner, ya que de la noche a la mañana tenía un álbum por hacer en su contrato, pero de repente estaba en una gran disquera, por lo que era hacer un home run o quedarse en el limbo de los artistas que grabaron y no llegaron a hacer nada más.

Y entonces fue el momento de hacer lo que quería, de darlo todo. De hablar de las cosas que tenía tiempo que quería hacer, pero de una forma diferente, hablar de política, de Estados Unidos y mientras empezaba a jugar con la idea, llegó esta idea acerca del accidente de Buddy Holly y de repente llegó la primera línea de una canción que se volvió un emblema de los sesentas, ‘Long, long time ago, I can still remember how that music used to make me smile’. “Y entonces pensé… whoa ¿qué es esto?. Y entonces me sentí atraído por la idea pero sabía que no podía tener sólo canciones lentas, así que hice un coro muy loco, muy acelerado. Un día, un mes después, de la nada desperté y empecé a escribir. Y al final lo que hice, fue acelerar el final de los versos y frenar el final del coro y contar una historia. Un sueño. Fantasías. Memorias que hice personales”, comentó McLean en una entrevista.

La muerte de Buddy Holly fue una tragedia personal para él. McLean era un niño de 13 años que repartía periódicos en New Rochelle, New York, tal como lo cuenta al inicio de la canción. De hecho él se enteró de la noticia al desempacar su pila de periódicos para repartir y vió la noticia del accidente en primera plana. “Recuerdo que para mí fue muy doloroso, un dolor muy fuerte en mi corazón. Ese día fuí a la escuela y lo mencioné a la gente y me decían “¿Y eso qué?”, así que llevé mi pena y mi luto, era una tristeza enorme para mí mirar el álbum de The Buddy Holly Story, por que sabía que era mi último disco de él y ahora ya no estaba”.

Una de las frases más conocidas del tema que da título al álbum es “The Day The Music Died”, el cual se define ahora así al 3 de febrero de 1959, cuando Buddy Holly, Ritchie Valens y The Big Bopper murieron en un accidente aéreo después de terminar un concierto. Pero además el tema mezcla nostalgia del rock and roll de los 50’s, con comentarios políticos y referencias a Bob Dylan, the Beatles y the Rolling Stones usando lenguaje poético.

Cuando se hicieron las grabaciones, en mayo de 1971, el productor Ed Freeman dió los últimos toques al épico tema de casi 8 minutos y medio, el cual había sido ensayado con una banda con un par de semanas de anticipación para poder llegar listos y pulidos al estudio. Pero no fue el único momento importante del disco que terminó llevando el título de esta canción que le queda como anillo al dedo por el tono agridulce del álbum.

Para ese entonces, McLean estaba teniendo problemas maritales y realmente se sentía muy pesimista sobre cómo los 60’s querían vender una idea de amor y paz que no era real, así que empezó a adoptar un aire más pesimista, que cayó perfecto en la onda de los 70’s. Otro de los puntos más altos es “Vincent”, uno de los temas más poderosos del álbum y que si alguna vez no te ha sacado las de cocodrilo, necesitarías re-escucharla con el paso del tiempo, cuando la madurez te dé una cachetada de realidad, luego de ver noches estrelladas como las que pintaron ambos artistas. Igual el trabajo de Van Gogh inspiró “Empty Chairs”, que trata del amor y la pérdida.

El álbum fue lanzado en un 24 de octubre de 1971 y llegó a lo más alto de las listas en sólo dos semanas, curiosamente gracias al tema que le da nombre al mismo, que a pesar de sus más de 8 minutos de duración fue un éxito en la radio y llegó a conquistar las listas a inicio de 1972. Mismo efecto que tuvo la gentil y tristísima “Vincent”, la cual llegó a lo más alto de las listas en Reino Unido.

Y a pesar de asquerosas versiones, parodias y tributos (¿verdad, Madonna?), “American Pie” sigue siendo uno de los pilares de la música y hasta el día de hoy, hay gente intentando resolver el significado de la letra, que toca a Marx, Stalin, el Sgt. Peppers de los Beatles, a Mick Jagger, a Charles Manson y a muchísimas otras personalidades de la época. “Es una fotografía indescriptible de América que intenté capturar en mi letra y música”, comentó el propio McLean en 2015. Y no le podemos rebatir nada.

 

Lerxst

 

Album: Don McLean - American Pie

9.3

Letras

9.5/10

Interpretación

9.8/10

Instrumentación

9.5/10

Producción

9.0/10

Replay Value

8.5/10

Pros

  • Un álbum emocionante, que te hace reír y llorar. 10 temas perfectamente bien hechos. No falta nada.
  • Vincent y American Pie son obras maestras. No se puede pedir más a un disco que tiene tremendo par de monstruos.

Cons

  • Dura muy poco, a pesar de la épica sesión de 8 minutos que es American Pie. Pero de lo bueno, poco.

Lerxst

Lersxt nace hace muchos años en una tierra lejana. Actualmente busca la cura para el COVID-19 autotosiéndose. Se dice que disfruta de todo tipo de música, especializándose en cosas raras, viejas y poco comunes. En sus ratos libres hace cosas como la NaTA.

error: Copyright © 2008-2020 NaTA. Todos los derechos reservados.