Rola del Día: Stevie Wonder – Superstition (1972)

Probablemente ni usted ni yo pensábamos siquiera nacer en el ya lejano 1972, año en el que el joven Stevie Wonder (o Esteban Maravilla, para los cuates) tomó las riendas del control de su música después de haber sido el ‘niño maravilla’ de Motown por una década, al firmar desde los 11 años para esta compañía discográfica.

El resultado de esta importante decisión se convirtió en Talking Book, una obra pilar del ahora llamado ‘periodo clásico’ de Wonder. El tema que desprendemos para efecto de estudio es ‘Superstition’, el cual fue originalmente escrito para Jeff Beck, uno de los más grandes guitarristas de todos los tiempos, quien accedió a formar parte de las sesiones de grabación a cambio de una canción.

Desafortunadamente, la versión de Beck se retrasó tanto que Motown decidió lanzar la grabación de Stevie, la cual es la que terminó golpeando al mundo con un martillo, siendo una de las canciones más estudiadas y admiradas del extensísimo catálogo del virtuoso.

El tema fue grabado en el Electric Lady Studios de New York, propiedad de Jimi Hendrix, y para no variar, Wonder fue su escritor y productor, además de que tocó la batería y las pistas de teclados, en las que se destaca una melodía funk característica del tema, la cual fue creada usando un clavinete (que es un teclado electrónico que suena como una clave o harpsichord, para los puristas), aunque con una característica que cambiaría la música pop y definiría el sonido de la década: lo que se escucha como un órgano muy lleno y compacto son en realidad ocho tracks de clavinete para formar una textura única, la cual además recibe la inyección de un sintetizador Moog y melodías a cargo de trompetas y sax, que nos brindan ese muro de sonido único a un tema atemporal y fresco, cosa que suena extraña a pesar de tener casi 50 años. ¿No me crees? Toma unos minutos de tu vida para ver a Stevie y su banda interpretar el tema en Plaza Sésamo, una maldita locura.

Otra característica que hace de ‘Superstition’ un verdadero golpe seco en el cerebro, es su estilo multi-sincopado, el cual está montado sobre la batería. Primero una capa sincopada de los teclados, la voz y luego la sección de metales.  Como muchas otras canciones con raíces funk, las líneas melódicas de ‘Superstition’ fueron creadas en una escala pentatónica menos sobre una harmonía estática en los versos, coqueteando con el pasado y sonando en ocasiones como un sabroso blues.

La posibilidad de tener a su total disposición el Electric Lady Studio, aunado a la reciente libertad de Wonder, hicieron que las sesiones de grabación fueran poco comunes, ya que, al no poder distinguir entre el día y la noche, en ocasiones le surgía la idea de hacer overdubs o grabar algo a las 4 a.m., lo cual daba retos adicionales al staff.

Superstition se llevó merecidamente los premios a ‘Mejor Interpretación de R&B’ y ‘Mejor Canción de R&B’ en los Premios Grammy de 1973, así como logró llegar al tope de la lista de Hot Soul en Billboard.

When you believe in things that you don’t understand
Then you suffer
Superstition ain’t the way

 

Lerxst

 

Lerxst

Lersxt nace hace muchos años en una tierra lejana. Actualmente busca la cura para el COVID-19 autotosiéndose. Se dice que disfruta de todo tipo de música, especializándose en cosas raras, viejas y poco comunes. En sus ratos libres hace cosas como la NaTA.

error: Copyright © 2008-2020 NaTA. Todos los derechos reservados.