Movies: The Bee Gees: How Can You Mend A Broken Heart (2020)

“Estoy empezando a reconocer el hecho que nada es verdad. Nada. Todo se reduce a la percepción. Mi familia cercana se ha ido. Pero eso es la vida. Es lo mismo con cada familia, que alguien se quedará al final”. – Barry Gibb.

Con esa línea inicia un viaje express lleno de referencias, footage nunca antes visto y memorias de casi 50 años de carrera de un grupo que, por circunstancias de la vida vio en su inesperado y sorpresivo éxito a una piedra en el cuello que les impidió por mucho tiempo hacer algo más. Un grupo encasillado y ridiculizado al punto del hastío, pero que con el paso de los años, emergió como uno de los más importantes de la historia de la música popular y que, con más de mil temas compuestos y 20 temas que lograron alcanzar el #1 en las listas de popularidad,  dejaba en claro que la familia Gibb tenía algo que pocas tienen, algo que los Jacksons, los Wilson o los Allman pueden equiparar o presumir.

La historia de los Bee Gees se cuenta en retrospectiva, al estilo del ya clásico Beatles Anthology, con participaciones de Maurice y Robin, entre otras tantas celebridades y personajes que cuentan una historia peculiar de un grupo peculiar, conformado por los tres hermanos mayores del clan cuando eran unos niños de 9 y 6 años (en el caso de los gemelos), donde hacían presentaciones haciendo playback para teatros a medio llenar, hasta un día en el que el disco donde tenían su grabación se rompió por error y se animaron a tocar y cantar en vivo, siendo un éxito.

Cuando los Beatles llegaron a Australia, sintieron que ese era el camino que deseaban recorrer y con la ayuda de sus padres, salieron a buscar la fama en el Reino Unido. Dicha búsqueda los llevó a NEMS (compañía de Brian Epstein, mánager del cuarteto de Liverpool), en donde fueron recomendados a un extravagante personaje llamado Robert Stigwood, dueño y creador de RSO, quien vio su potencial y los terminó firmando en la misma compañía en donde estaba Cream como artista exclusivo.

Durante las casi dos horas que dura el filme, podemos disfrutar de la historia completa detrás de las grabaciones y la composición de muchas de las canciones más exitosas del grupo, comenzando con Spicks and Specks, New York Mining Desaster, To Love Somebody, entre muchas otras canciones clásicas del grupo.

Obviamente se toma el tema de cómo llegaron casi por accidente a crear música disco, la exploración de sonidos en lo que ahora se denomina “Sonido Miami” y en cómo Eric Clapton colaboró en su búsqueda de un sonido fresco a mediados de los 1970’s invitándolos que grabaran en Miami, en la misma casa donde grabó 461 Ocean Boulevard meses antes. En este sonido, tenemos los falsettos que se volvieron característicos del grupo desde Main Course, que, al unirse con los mensajes de las letras y las perfectas armonías del trío, crearon una revolución en el pop.

“La forma en que cambiaron y el ritmo que incorporaron fue tan profundo. Si eso fuera algo que fue iniciado por mi, no puedo pensar en nada más, es una de las mejores cosas que he hecho en mi vida”. – Eric Clapton

Este sonido derivó en Saturday Night Fever, uno de los álbumes más queridos y vendidos de la historia y uno de los OST más reconocidos en todo el mundo, pero a su vez, en ser catalogados como ‘disco’ por aquellas personas que no podían soportar ese estilo musical que se bailaba en lugares en donde ‘la homosexualidad y la promiscuidad’ estaban presentes. (¿Masculinidad frágil, alguien?). De la noche a la mañana, el estatus de superestrellas se convirtió en un estigma al grado que no pudieron colocar otro #1 en más de una década y se dedicaron a escribir y producir para gente como Barbra Streisand, Celine Dion, Dolly Parton, Kenny Rodgers, Dionne Warwick, entre otros.

En este periodo (el más oscuro en la historia del grupo), hubo separaciones, adicciones, periodos depresivos y a pesar de intentar agregar a Andy a la banda en 1988, falleció a causa de una sobredosis, lo cual llevó a pensar que no volverían a reunirse jamás. Grave error, ya que con el paso de los años, lograron tener varios #1 con los álbumes One, ESP y Still Waters, así como un renacimiento en el cariño de la gente en los 90’s, en donde su concierto One Night Only se volvió uno de los discos en vivo más populares y les permitió un periodo de éxito y nostalgia que duró hasta la repentina muerte de Maurice en 2003, que puso fin a la carrera del grupo y aunque Robin y Barry se reunieron, el gemelo de Maurice falleció años después debido a complicaciones causadas por el cáncer.

La película es un viaje emotivo, lleno de momentos alegres y de entrevistas hechas a personalidades de todos los ámbitos y es un sentido y sincero homenaje a una banda que ha sido castigada injustamente, pero que logró a lo largo de su historia el efecto opuesto al (erróneamente) elegido título para el filme: arreglar nuestros corazones rotos.

“Preferiría tenerlos a todos (Andy, Maurice y Robin) aquí sin haber tenido ningún éxito en absoluto.” – Barry Gibb.

 

Película: The Bee Gees - How Can You Mend A Broken Heart?

9.3

Película

9.0/10

Música

9.5/10

Calidad del Audio

9.5/10

Producción

9.5/10

Replay Value

9.0/10

Pros

  • Una película palomera, llena de nostalgia que agradará a todos los rangos de edad.
  • La música está perfectamente elegida.
  • Una dirección y narrativa de primer nivel.
  • Una clase de cómo escribir y grabar música. Genios.

Cons

  • Un poco corta y a veces muy encarrerada, no cubre los últimos años de carrera del grupo a su totalidad.

Lerxst

Lersxt nace hace muchos años en una tierra lejana. Actualmente busca la cura para el COVID-19 autotosiéndose. Se dice que disfruta de todo tipo de música, especializándose en cosas raras, viejas y poco comunes. En sus ratos libres hace cosas como la NaTA.

error: Copyright © 2008-2020 NaTA. Todos los derechos reservados.